¿Por qué los perros tienen bigotes?

Los perros siempre me han fascinado desde que era joven. Son nuestros compañeros constantes y verdaderos amigos. Nos encanta salir con ellos a jugar a la pelota o a correr por el barrio. Pero, ¿por qué los perros tienen bigotes?

Hay muchas razones por las que los perros tienen bigotes. En este artículo, veremos qué son los bigotes y por qué los perros tienen bigotes. 

¿Qué son los bigotes?

Cuando vemos a un perro, nos parece una monada, pero cuando les crece el pelo, nos hace preguntarnos qué más podrían hacer.

El hecho de que los perros tengan una serie de rasgos faciales tan impresionantes que les confieren su aspecto característico no es sólo una cuestión de apariencia. En realidad, utilizan estos rasgos faciales para comunicarse entre sí.

Sus caras actúan como una señal para indicar a la gente dónde están, cómo se sienten y qué están buscando. Pero aunque las caras de los perros están llenas de expresiones, también sirven para comunicar mucha información entre ellos.

El bigote del perro es un tipo de pelo que se encuentra en la cara de los perros y que se utiliza para el aseo. Crecen en la parte inferior del hocico y ayudan a mantener los dientes limpios.

Los bigotes de los perros se llaman en realidad “vibrisas“, que en latín significa “vibraciones”. Están unidos a los músculos del interior de la boca.

Son sensibles al tacto y a las vibraciones, lo que ayuda a los perros a sentir cuándo se acercan a la comida o a otros objetos. 

El pelo de los bigotes del perro no es un pelo cualquiera, sino que se denomina “pelo batido” porque al cepillarlo produce un sonido similar al de una escoba batida. Es suave y sedoso.

Estos pelos también cumplen una importante función de protección de la cara contra las lesiones.

El pelo del cuerpo de un perro se utiliza a menudo para crear cepillos y peines, y son excelentes porque son muy fuertes y duraderos. Por ejemplo, un cepillo hecho con la cola de un perro se utiliza para cepillar caballos.

¿Por qué tienen bigotes los perros?

Los perros tienen bigotes porque les ayudan a sentirse arraigados en su entorno. También les ayudan a percibir el movimiento, la temperatura y las corrientes de aire.

Un perro utiliza sus bigotes para comunicarse y para no perder de vista el espacio.

Los perros tienen una capacidad asombrosa para oler, oír y ver.

Pueden detectar olores, sonidos y movimientos.

Pueden seguir un olor a lo largo de varios kilómetros y localizar la comida o la presa a una distancia de hasta 9 metros.

Un cachorro necesita saber dónde está, cómo es su entorno y cómo se mueven las cosas a su alrededor.

Para conseguirlo, los cachorros deben aprender a leer su entorno, incluyendo la cantidad de viento que hay, la velocidad a la que se mueve todo y la distancia que hay entre los objetos.

Los cachorros también necesitan desarrollar sus habilidades visuales y auditivas. Los cachorros aprenden a caminar y correr, a saltar y trepar, y a jugar de diversas maneras.

¿Qué función cumplen los bigotes de los perros?

Los bigotes de los perros se utilizan para detectar los obstáculos que se encuentran delante de su nariz. También se utilizan para la comunicación entre perros. Los perros se comunican entre sí olfateando sus caras y moviendo sus bigotes en patrones. Esto les permite expresar una serie de emociones, como la excitación, el miedo y la ira.

Además, también captan olores e información de su entorno. Por ejemplo, si hay comida cerca, si hay peligro y cuánto tiempo tardan en llegar al lugar al que quieren ir.

¿Se pueden cortar los bigotes a un perro? Y ¿Qué ocurre si se cortan los bigotes a un perro?

El sentido del olfato de los perros es 10 veces mejor que el de los humanos y pueden detectar un olor a una distancia de ocho kilómetros.

De hecho, se ha demostrado que los perros son más sensibles a los olores que cualquier otro animal, incluidos los gatos, los caballos y los elefantes. Esta sensibilidad les permite 

Pero, ¿qué ocurre cuando un perro pierde los bigotes? Pues bien, según la doctora Karen Pryor, DVM, veterinaria especialista en comportamiento, sólo hay dos formas de que un perro reconozca a su dueño.

En primer lugar, tiene que ver al dueño. En segundo lugar, el dueño debe acercarse a la casa donde vive el perro.

Esto se debe a que los perros tienen un sentido del olfato extremadamente agudo. Dependen en gran medida de su sentido del olfato para localizar la comida, el agua, sus compañeros y sus familias.

Según el Dr. Pryor, “un perro sin bigotes no puede saber si su amo está en casa”.

Los bigotes de un perro son su órgano sensorial más importante. Le ayudan a sortear obstáculos, detectar presas y encontrar agua.

La longitud de los bigotes del perro varía de una raza a otra. Los más cortos crecen hasta aproximadamente 2 mm, mientras que los más largos alcanzan una longitud de 6-7 cm.

Los bigotes están situados en la cara. Cada lado está formado por dos filas de pelos. Estos pelos se llaman vibrisas.

Pueden eliminarse fácilmente sin causar ningún daño al animal, pero no deben cortarse demasiado. De hecho, según los veterinarios, cortarlos demasiado puede provocar infecciones oculares.

Esto se debe a que los finísimos folículos pilosos que producen estos bigotes están situados cerca de los ojos. Cortarlos demasiado podría causar irritación e inflamación.

Los bigotes de un perro se recortan cuando se infectan, se caen o son antiestéticos. A algunos perros les gusta que les arreglen los bigotes. Otros prefieren no dejarlos crecer. El recorte de bigotes es una técnica de aseo importante para algunas razas de perros.

Similar Posts